Escenas: Marcelo Camaño y Adriana Lorenzon
Capítulo 60 Montecristo
Personajes: Santiago y Laura.
esc1. EXT/INT. SALON DE FIESTA. DÍA
Santiago depositó a Laura
en un silloncito que hay en el
dormitorio se agacha junto a ella
y se aferra a su mano.
SANTIAGO
estás mejor...?
LAURA
Estoy en un sueño...
(MIRA TODO) Y en este lugar!
LAURA
Como no me voy a acordar! Acá íbamos a hacer
la fiesta de nuestro casamiento
Montecristo
Escenas: Marcelo Camaño
Capítulo 5 El Pacto.
Personajes: Lidia Actual.
esc3. INT. CENTRO CLANDESTINO. NOCHE
La escena comienza con pantalla en negro
y el relato de Lidia. A partir de allá es un clip
donde el relato nos lleva a la siguiente imagen.
Lidia aparece sobre un colchó, tapada con una
manta, apenas puede caminar, se acurruca.
Hay dos o tres chicas que se acercan, entre sí
se acompañan. Lidia llora, no para de llorar.
LIDIA ACTUAL EN OFF Esa misma noche comenzaron
las torturas. Yo desaparecí. Afuera,
todo siguió su curso conmigo desaparacida.
LIDIA ACTUAL Sabés que no podía pensar
como era que todo seguía igual...
Mi madre cuidaba de mi hija y eso me
daba cierta tranquilidad... pero de mí,
quién cuidaba?
El Pacto
Escenas: Marcelo Camaño
Capítulo 1 La Dueña
Personajes: Vendedora Femenina y Clienta.
esc2. INT. LOCAL COSMTICO FEMENINA. DÍA
Una vendedora atiende a una clienta
joven (30). El local es exclusivo de la
marca y el rostro de Sofía está presente
por doquier como si fuera una deidad
religiosa inciada.
VENDEDORA FEMENINA Que tipo de labial estás buscando? CLIENTA Siempre uso rojo...tenés el fresa? VENDEDORA FEMENINA Brillo o mate? CLIENTA Mate
La Dueña
Escenas: Pablo Lago - Susana Cardozo
Capítulo 7 Tratame Bien
Personajes: José.
INT. ESCRITORIO EN DORMITORIO JOSÉ Y SOFÍA. NOCHE
Ruido de palpitaciones que pertenecen ahora a José... José espera... Ante los papeles... El grabador y su celular... Ido. Duda un instante y... Empieza a grabar en su grabador...
JOSÉ
no sé que hora es, no quiero saber. Sólo sé que el corazón me galopa, que me va a estallar, y me asusta. No puedo taparlo más, ya no hay tintura que valga. Estoy viejo, me siento viejo de golpe, el instrumento empezó a fallar.
Tratame Bien
Escenas: Ana Montes
Capítulo 48 Isabella, mujer enamorada
Personajes: Parroquiano 1 y Parroquiano 2.
esc14. INT. SEVILLA-CAFÉ. NOCHE 69.
En el café hay pocos parroquianos, todos hombres y sentados en una sola mesa. Las puertas está a medio abrir. Fernando sentando en otra mesa.
PARROQUIANO 1 Orden no ha habido nunca en este país. No veo por qué tengamos que esperar que haya orden en este momento. PARROQUIANO 2 Eso es porque usted es de ideas anarquistas y cree que el progreso se consigue con todas esas libertades extremas.
Isabella
Escenas: Ana Montes
Capítulo 1 Yo vendo unos ojos negros.
Personajes: Magnus y Gilda.
esc45. INT. CASA MAGNUS. DIA 3
La habitación se encuentra en semipenumbra. Es un lugar húmedo, neblinoso. Magnus pone la boa cuidadosamente en una cesta que cubre, luego se dirife a un cajón y saca un espejo antiguo de mano. Magnus se coloca cerca de Gilda y empieza a leer el espejo.
MAGNUS Puedo verlo todo en ti, tu alma herida, tus miedos, las marcas de la humillación que viene del pasado, desde tus orígenes... Gilda se mantiene muy erguida, conserva sus lentes oscuros Pero hay una parte que falta. Es alguien a quién no conoces. GILDA Mi padre.
Ojos Negros

Miradas de Autor

11-06-2013

DE MIGRÉ HASTA NOSOTROS

por: Ana Montes

Aporte para el nuevo sistema de Medios

Si hacemos un repaso síntético  vemos que 1975  el autor  podía advertir desde un medio masivo de comunicación una tragedia colectiva. Me refiero a Albertó Migré  que  trasgredió las reglas del melodrama televisivo  anunciando que "No habría final feliz" tres meses antes del golpe militar que dio inicio a la dictadura genocida.  En su obra  "Piel naranja"   los jóvenes amantes de la telenovela  fueron asesinados por un ser dictatorial y castrado.   ¡Enorme claridad y coraje intelectual!                                                   

En 1984, pos dictadura, ya había un control sutil sobre el discurso de los creadores. En los 90 se los destierra o se los somete. ¿ Y ahora dónde estamos parados? No Clarín, no Telefónica . Digamos por un momento que  importan menos  porque vamos a crear una alternativa comunicacional : El nuevo sistema se definirá por sus contenidos

 

Voy a tratar de repasar mi experiencia concreta desde el viejo sistema hasta aquí.

 

Cuando vi  “Compromiso” en canal 13  hacia finales de la dictadura sentí que había un espacio de expresión para mí. Era una televisión casi de barricada. Pensé mi libro en soledad, sin ningún tipo de condicionamiento ni censura. Stella de la Rosa,  sumó el conocimiento que tenía por experiencias anteriores de dramaturgia y en tres meses lo estábamos presentando en Canal 13.   

Nuestro programa se emitió el día después de las primeras elecciones democráticas. Un gran elenco, un programa emblemático...  Pero  quería más y era comprobar los límites de esta libertad, la capacidad de contener ideas nuevas, de mover estructuras de pensamientos resentidas por la represión, cambiar pautas estereotipadas de lenguaje,  evitar caer en la comodidad de lo políticamente correcto. No había censura pero las discusiones no se demoraron : "¿Qué libertad es esta?"  Las respuestas eran creativas. Recuerdo que le dije a Rodolfo Hoppe,  ( Gerente de producción del 13 y director y productor general de “Compromiso”) ante un pedido de modificación de final de  libro:  "Vos tenés la cámara para expresarte"  y  con una imagen hizo su aporte . Aprendí un montón, un verdadero ejercicio de libertad que surgía de la diversidad de opiniones e intereses. Parecía que habíamos aprendido.

 

Ricardo Halac, uno de los coordinadores autorales del ciclo,  tenía la costumbre cuando leíamos el libro de hacer una pregunta que a mí no me gustaba.”Qué les estamos diciendo a la gente” . Nuevita como era  dije “Eso me parece muy nazi”. Pobre, como no conocía mi desmesura, casi se infarta. Estos coordinadores ejercían un control pero no era cuestión de hacércelas tan fácil. No me interesaba el mensaje sino qué provocaba. Quería preservarme muy concientemente  de no estar manipulando sino comunicando y abriendo espacios nuevos. Cambié la pregunta de Halac por mi propio compromiso ¿Qué le estoy haciendo a la gente?

 

Esta primavera de Alfonsín duró algo más de un año. El gobierno declaró al programa de interés público y Alfonsín se reunía con los autores de "Compromiso" cada quince días y nos pedía encarecidamente  que no  desestabilizáramos la democracia. (SIC ) Se fue cediendo a presiones y aquellos espacios se vaciaron. Hicimos un par de ciclos de buena calidad pero ya no se le podían pedir peras al olmo. A esa altura las únicas ofertas que llegaban era para hacer telenovelas.

 

Tanta propuesta  desembocó en “Las hermanas Malabuena” que hice para Antonio Gasalla; Un teleteatro de humor, no parodia, donde trabajé con un código amargo “Nunca lo sabrás”.

 

En los 90, ya no quería escribir para la tele, pero tuve que trabajar. En las telenovelas encontré un espacio de libertad porque nadie controlaba en esos momentos lo que se hacía o se decía allí:  todo el relato estaba invalidado por el aparato de cultura oficial. Encontré marginalidad, nobleza de periferia en el melodrama televisivo:  Rock and roll. Me fasciné con este género que contaba como ninguna otra estética el subdesarrollo de América latina.

 

Pronto nos tocó ser testigo de  la despersonalización de los medios, (que estaban en manos de unos señores que gustaban de la televisión y la producían con pasión) este proceso propició  que los medios fueran a parar a   manos de grupos económicos (TELEFONICA Y CLARIN) que los sometieron  y nos sometieron a intereses puramente políticos y económicos que nos dejaron sin espacios, sin derechos  y ya ni hablar de libertad de expresión. Ya había leido que los Medios eran el brazo armado del proceso de globalización.

 

LLegue a la tele  cuando el Autor había perdido su rango de productor, pero ya en esta instancia pasó algo sumamente grave: En este proceso  se desarmó la   dupla creativa Autor- Productor. (Ya no se toleran criterios propios ni miradas personales sobre la realidad).  La cambiaron por la dupla Productor independiente con ideas originales (la mayoría de las veces robadas) y un guionista bien adaptado y sin derechos.

 

Canal 13 por esos tiempo hizo una experiencia  escuela con Jorge Maestro y Sergio Vainman , tenían a jóvenes "guionistas"  escribiendo en la penumbra bajo el control de un psicólogo que constataba que entregaran "todo".  LLegaron a hacer cuatro ciclos a la vez con esta  metodología. 

Otros de estos capataces autorales ponían a los "guionistas" en algún compartimento a trabajar bajo su mirada.

Hoy la figura del autor capatáz está en cierta forma institucionalizada. Comparte derechos con el productor en el registro de Argentores y por lo general omiten a sus "colaboradores autorales" o sea a lo que escriben bajo sus directrices. 

 

Recuerdo que me convocó Omar Romay por un proyecto que le gustaba pero la condición era que trabajara en una especie de imprenta que tenía. Pero le dije la verdad..."Eso es imposible, yo cuando escribo río, lloro,hago los personajes a viva voz.  No podría hacer eso si me están mirando". 

 

A través del retiro de derechos  y otros acosos se comienza a desterrar a los creadores del sistema de producción. Junto con el autor corrieron la misma suerte productores  generales y directores integrales. Son procesos de un gran impacto cultural. Algunos creadores aún resisten y convengamos que es porque son necesarios para el mismo sistema que no puede prescindir completamente de ellos. ¿Cuánto tiempo resistirán?

 

En el año 1998 , judicialmente exigí a Argentores que reclamara los aranceles correspondientes a las emisiones de una obra que emitía Telefé en más de 50 países por su señal internacional sin pagar los derechos territoriales correspondientes. En Argentores me dijeron para disuadirme que si iniciaba esa demanda no iba a poder trabajar más . Me fui a trabajar a España, a Perú , a Ecuador, a México. Mientras tanto pasó una década triste, infame, pero llena de experiencias y conocimientos en distintos centros de producción.

 

Cuando terminé mi contrato  con Televisa a fines del 2007, ya el gobierno de Cristina Kirchner cobraba una mayor autonomía política a partir del conflicto con el campo y me sentí comprometida .  Puse stop a lo propio y aposté a lo colectivo , vendí mi casa para bancarme y busqué  aportar donde  hiciera falta. Siempre lo hice ad honorem y si alguna vez por fuerza tuve que cobrar lo aporté de inmediato  a quiénes estaban en procesos de organización.  

 

Hubiera sido necesario que Argentores (Monopolio de la dictadura), en vez de estar bajo la cama esperando el canon digital para llenar sus arcas, peleara por los derechos de sus autores y abriera las puertas de nuestras participación.Pero lo único que hizo Argentores es entregar a su víctima favorita: El autor de televisión.

 

 

En el año 2008, la Justicia falla a favor de Argentores en el reclamo contra Telefé. En lugar de comunicárselo a los autores, Argentores, organiza una convocatoria  para presentarnos un contrato en el que se rubrican y oficializan todos los despojos de los 90. Con absoluta impunidad y entre bambalinas negocia el juicio en su beneficio y deja a los autores sin nada nuevamente.  Para asegurarle el negocio a los privados busca el apoyo del Estado.

 

Según convinieron los operadores de Argentores y el INCAA se armó un contrato dónde se somete al autor  juridicamente a  esclavitud: El autor debe presentar una obra que le entrega a la productora, si gana un concurso INCAA , le entregan dinero a la productora y a los autores se los despoja de sus derechos a perpetuidad.

 

En un país que lidera los derechos humanos en Latinoamérica intriga que el Estado benefactor se lleve puesto un derecho proclamado desde la primera declaración de los derechos del hombre. Es la ideología de la impunidad que los genocidas pusieron en el bolsillo de cada argentino para que la administre a su antojo. Para que elija sus víctimas con la seguridad que la justicia y el derecho han sido abolidos.

 

Pero estos tiempos  que nos tocan vivir hablan de otras experiencias, nos hablan de oportunidades históricas y del sentido de la memoria y la resistencia al avasallamiento de la Ley y su eterna fantasía de impunidad.

 

 

Hay cantidad de jóvenes autores talentosos que se han refugiado en los pequeños teatros, en el cine y que guionan para la tele como una forma de ganarse lo mínimo para el sustento: Aceptando que Los Medios no son un espacio propio de creación y expresión. No sabemos qué dicen, qué piensan, qué fabulan , qué imaginan esos jóvenes.

Hay creadores que  suman  talento y se la bancan; otros simplemente resistimos y sumamos los mejores deseos con la conciencia  de la enorme importancia que tiene la televisión en la educación y en la cultura.

 

Que el nuevo sistema de medios prometido y por construir  contenga  Derechos, libertad de expresión y de criterio. Que los organismos de control que designa la Ley  comiencen a cumplir su función competente  para que los autores de televisión dejemos de ser un grupo vulnerado y podamos vivir en un Estado de Derecho.

 

 

Si desea enviar un artículo para la sección Miradas de Autor escríbanos a: socios@asociacionmigre.com.ar